EEUU y Canadá lamentan rol desestabilizador de Cuba en Venezuela

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, conversó este miércoles con la canciller de Canadá, Chrystia Freeland, sobre la crisis en Venezuela y Nicaragua y la influencia que ejerce Cuba en ambos países.

Pompeo y Freeland, en una reunión sostenida en Washington, reiteraron su voluntad de restaurar la democracia en Venezuela y Nicaragua, y lamentaron los esfuerzos que realiza el régimen cubano para desestabilizar la región, señala una nota de la cancillería estadounidense.

«El Secretario y la Ministra de Relaciones Exteriores reiteraron su compromiso mutuo de restablecer la democracia en Venezuela y Nicaragua. Conversaron acerca de la interferencia desestabilizadora de Cuba en Venezuela», señaló la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus.

La canciller canadiense destacó en Twitter su «importante» reunión con Pompeo, en la que también abordaron «el nuevo TLCAN», y los «esfuerzos para asegurar la liberación de Michael Kovrig y Michael Spavor, quienes están detenidos arbitrariamente en China».

Freeland y su homólogo cubano Bruno Rodríguez Parrilla se reunieron el viernes pasado en Toronto para discutir el papel de la isla «en la resolución pacífica de la crisis en Venezuela», entre otros asuntos bilaterales.

Días antes, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, sostuvo un encuentro en Ottawa con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, en el que manifestaron su desacuerdo sobre el papel de Cuba en Venezuela. Mientras el vicepresidente estadounidense calificó de «maligna» la influencia del régimen cubano en el país petrolero, Trudeau dejó claro que Canadá tiene «otra posición» al reconocer que «Cuba puede potencialmente jugar un papel positivo en el bienestar y la futura estabilidad de Venezuela».

Canadá, que apoya al presidente interino Juan Guaidó, ha denunciado, como parte del Grupo de Lima, la gravedad de la situación humanitaria que enfrentan los venezolanos, incluyendo la crisis migratoria.

El pasado 2 de junio, el gobierno canadiense suspendió temporalmente las operaciones de su embajada en Venezuela por la imposibilidad de mantener de manera legal a su personal diplomático en ese país.

«A medida que Venezuela se adentra más en la dictadura y los venezolanos continúan sufriendo a manos del régimen ilegítimo de Maduro, el régimen ha tomado medidas para limitar la capacidad de las embajadas extranjeras para funcionar en Venezuela, en particular las que abogan por la restauración de la democracia en Venezuela», señaló la cancillería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *