Rusia activa su sistema satelital GLONASS en Cuba

El primer ministro ruso Dimitri Medvedev estará dos días en Cuba, llegó hoy y el viernes se despide, en una visita que había sido anunciada en junio por la presidenta del Senado ruso, Valentina Matvienko.

Además de la habitual reunión con Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien estuvo en Rusia en noviembre del 2018, se espera que se reúna también con Raúl Castro.

El servicio de prensa del gobierno ruso asegura que durante la estancia de Medvedev se firmarán «acuerdos bilaterales intergubernamentales e interdepartamentales, así como contratos comerciales” y quedará inaugurada la primera estación del Sistema Global de Navegación por Satélite (GLONASS), el equivalente ruso del Sistema de Posicionamiento Global (GPS) creado en Estados Unidos.

Ya desde el 2010 se iniciaban las conversaciones entre La Habana y Moscú para la conexión de Cuba al sistema ruso.

En mayo del 2018 se firmó un acuerdo entre Roscosmos, por la parte rusa, y GeoCuba y Tecnoimport, por la cubana, para desplegar la estación GLONASS.

Dmitry Medvedev en la Plaza de la Revolución el 3 de octubre de 2019. REUTERS/Alexandre Meneghini

Comercio Rusia-Cuba

El viceprimer ministro ruso, Yuri Borisov, encargado de las relaciones con La Habana, dijo el 20 de septiembre en Moscú, que el comercio había crecido un 34 por ciento en el 2018 y esperan que ascienda a 500 millones de dólares para finales de este 2019.

Moscú busca en la isla ayudar a modernizar el sistema energético para que se reduzca un tercio de los suministros actuales y se ahorre al año cerca de 2 mil millones de dólares.

Ya en la primera mitad del 2019 Rusia tuvo que enviar el doble de petróleo y derivados a la isla que en igual periodo del 2018.

Tras la crisis de PDVSA y el incumplimiento de entrega, La Habana trató de llenar el déficit con suministros de Irán, Rusia, Angola y otros países.

En 2017 los cubanos acordaron comprar 250 mil toneladas de petróleo y productos derivados a la estatal petrolera rusa Rosneft. Pero tenían dificultades con el pago y la ideología ya no es primordial en las relaciones económicas del Kremlin.

En Moscú estaban dispuestos a “aumentar las exportaciones, pero todo depende de las finanzas”, dijo entonces el ministro de Energía, Alexander Novak. “Esto no es caridad”, explicó.

Empresas petroleras rusas realizan excavaciones en Boca de Jaruco, un sitio que visitará Medvedev, de acuerdo a la prensa rusa.

Moscú también ofrece 21 millones de euros para dar servicio a los aviones rusos que tiene Cubana de Aviación y continúan con los planes para la modernización de los ferrocarriles de la isla con las nuevas locomotoras rusas.

Probablemente La Habana celebre sus 500 años alumbrada con miles de lámparas LED enviadas desde Rusia, según reportes de medios de prensa.

El turismo del país eslavo a Cuba sigue siendo una asignatura pendiente que el régimen de La Habana intenta incrementar, pues los rusos prefieren veranear en Turquía, con más de 5 millones de viajes en el 2018. A Cuba en ese mismo año, solamente viajaron 137 mil rusos.

Otro Honoris Causa

Medvedev será galardonado con un título de Doctor Honoris Causa por la Universidad de La Habana, un gesto convertido en rutina para las autoridades educacionales de los dos países desde hace décadas.

En 1963, Fidel Castro recibió el título de Doctor Honoris Causa en Derecho por la Universidad Estatal de Moscú. Mijail V. Lomonosov.

En 2013, su hijo Fidel Castro Díaz-Balart también recibió el título de Profesor Honorario de la Universidad Estatal de Moscú.

El premier ruso estará en un acto para develar una tarja en honor de los especialistas rusos que participaron en la reconstrucción de la cúpula dorada del Capitolino habanero, donde Rusia gastó 642,5 millones de rublos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *