Cuban Prisoners Defenders denuncia las condenas de tres activistas cubanos y del periodista Roberto Jesús Quiñones Haces.

Cuban Prisoners Defenders (CPD) incluyó en su más reciente informe, fechado el 1 de octubre, cuatro nuevos «convictos de conciencia» que entraron en prisión durante el mes de septiembre.

Se trata de Glenda Lobaina Pérez y Ovidio Martín Castellanos, miembros de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), el periodista independiente Roberto Jesús Quiñones y el activista Alexander Roll Gilbert.

Sobre Lobaina Pérez, CPD precisó que fue «revocada de sanción domiciliar» y encarcelada nuevamente. 

«Ella es otro ejemplo más de que los Condenados de Conciencia en régimen domiciliar viven en la constante amenaza de volver a prisión. Cada mes encontramos que personas de dicha lista pasan a ser Convictos (…)», añadió.

Por su parte, Martín Castellanos, cofundador y dirigente de la UNPACU desde su inicio fue detenido el 7 de septiembre cuando «fuerzas especiales (…) asaltaron su casa con gran violencia robando todo tipo de objetos personales de uso doméstico».

La ONG condenó que toda la violencia «fue perpetrada también en presencia de la esposa de Ovidio, Zenaida Rams Santana, embarazada en avanzado grado de gestación, y dos niños pequeños, que sufrieron de pánico en el asalto. Se llevaron una impresora y documentación diversa relacionada con los estudios de los presos políticos en la Isla y folletos prodemocracia».

Acerca de Quiñones Haces, periodista independiente y abogado, recordó que el 11 de septiembre fue encarcelado por reportar sobre el caso de Ayda Expósito Leiva y Ramón Rigal Rodríguez, cristianos condenados a dos años y un año y medio, respectivamente, por practicar «homeschooling» con sus hijos para evitar el adoctrinamiento de las escuelas primarias cubanas.

«Por abrumadoras pruebas en su favor fue nombrado Prisionero de Conciencia por Amnistía Internacional», detalló CPD.

Por último, mencionó el caso de Roll Gilbert, «encarcelado ‘preventivamente’ el día 6 de septiembre por una falsa acusación de disparar con arma de fuego».

«El conocimiento de la acusación al que ha tenido acceso Prisoners Defenders nos permite asegurar que es falsa. La condena está pendiente», detalló el informe.

La lista de 1 octubre de 2019 de Cuban Prisoners Defenders arroja 125 condenados políticos por oposición al régimen. La ONG divide el total de sancionados entre organizaciones opositoras en convictos de conciencia, condenados de conciencia y presos políticos de otras categorías.

El reporte mensual recordó que 15 opositores de su lista ya han sido nombrados Prisioneros de Conciencia por Amnistía Internacional, cinco de ellos en el pasado mes de agosto y Quinoñes Haces en septiembre.

Según CPD, «más de 10.000 civiles cubanos, no afiliados a organizaciones opositoras, están actualmente condenados por acusaciones ‘predelictivas’, sin delito asociado, por su desafecto y estado crítico con el sistema».

Cuban Prisoners Defenders es un grupo independiente de análisis, estudio y acción, que cuenta con la colaboración de todos los grupos disidentes de la Isla y los familiares de los presos políticos para recabar información y promocionar la libertad de todos los presos políticos, así como mantener las listas actualizadas semanalmente de Convictos de Conciencia, Condenados de Conciencia, Presos Políticos y Casos Más Longevos en prisión. CPD forma parte de Prisoners Defenders International Network.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *